La desaparición de una persona es una situación difícil para cualquier familia, y aunque la desesperación es la primera reacción, te damos algunos consejos sobre qué hacer cuando estás viviendo este momento tan complicado, con el fin de que ganes tiempo.

Hacer una búsqueda inmediata si la persona desaparecida no ha llegado en la hora que acostumbra y si tampoco ha respondido su teléfono móvil.

Se recomienda hablar a los amigos, compañeros de trabajo, acudir a los lugares que visita frecuentemente.

Si nada de esto ha funcionado, acudir inmediatamente a la policía para realizar la denuncia. En caso de que sea menor de edad, se activa la denominada Alerta Amber.

En la policía se deben dar todos los datos de la persona extraviada como color de piel, cicatrices, peso, edad, color de ojos, constitución corporal, ropa que vestía cuando se perdió.

Apóyate con una organización de personas desaparecidas, pero también con profesionales como son los detectives privados de Investigaciones Privadas de León. Contáctanos.